04.072016
0 0
Alergia primaveral: ¿cómo le afecta a tus ojos?

Alergia primaveral: ¿cómo le afecta a tus ojos?

Ya llevamos unas semanas de primavera y, seguro que muchos de vosotros, habéis notado hace días los molestos síntomas de las alergias.

Segun ha señalado la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, esta primavera será más intensa que el año pasado,  sobre todo en determinadas zonas del país como el centro peninsular, Andalucía o Extremadura, en las que se esperan una mayor concentración de granos de polen.

La floración y expulsión al aire de estos granos hace que el sistema inmunológico de algunas personas sensibles reaccione para defenderse de los alérgenos. Además de la tos, estornudos y picor nasal se suman con frecuencia algunos síntomas que afectan a los ojos como lagrimeo, picor, enrojecimiento ocular o sensación de tener un cuerpo extraño.

Alergia ocular primaveral

La alergia ocular

Como hemos dicho, la alergia ocular (conjuntivitis alérgica) es una respuesta exagerada del sistema inmunológico de nuestros ojos ante un agente externo (alérgeno) que irrita la delicada membrana que los cubre (la conjuntiva)

Existen dos tipos principales de alergias oculares:

  • Conjuntivitis alérgica estacional: los agentes que la causan son estacionales, en muchos casos primaverales (polen, césped, etc.).
  • Conjuntivitis alérgica perenne: sus síntomas se mantienen durante todo el año. Se suele producir a causa de alérgenos propios de lugares cerrados (ácaros de polvo, pelo animal, moho, productos químicos etc.).

Esta afección de los ojos no debe confundirse con otros dos tipos: viral (provocada por diferentes virus asociados a infecciones de las vías respiratorias) y bacteriana (muy frecuente en niños, es causada por la infección de ciertas bacterias en el ojo y se contagia fácilmente).

Alergia ocular primaveral

Tratamiento y prevención

El tratamiento de la alergia ocular se determina en función de la gravedad de la reacción en cada caso. Lo primero que hay que hacer es llevar un control preventivo, evitando exponerse al agente que cause la alergia. En todo caso, el oftalmólogo decidirá el tratamiento farmacológico a seguir (colirios, antihistmanínicos, etc.)

Aquí te damos una serie de consejos para prevenir y proteger nuestros ojos de las alergias:

  • Procura mantener una perfecta higiene en tus ojos, intenta no tocártelos con las manos sucias, frotarlos o irte a la cama sin desmaquillarlos cada noche.
  • Para suavizar los síntomas, es correcto limpiar los ojos utilizando baños oculares, con suero fisiológico o lágrimas artificiales. Y si las molestias persisten, acude al especialista.
  • Si eres usuario de lentes de contacto, evita ponértelas y usa las gafas más horas.
  • Procura mantener cerradas las ventanas del coche, aunque también las de casa. El mejor momento para ventilar la casa es a primera hora de la mañana o bien por la noche.
  • Aunque no siempre es posible, intenta no salir a la calle en los días de mayor polinización, pero, en caso de hacerlo, no olvides nunca las gafas de sol.
  • Descansa cinco minutos por cada 30 minutos de observar las pantallas de ordenadores y dispositivos móviles.
  • Cuidar la hidratación de nuestro cuerpo y beber zumos de cítricos, que estimulan el sistema inmunitario.

Recuerda que una vez haya remitido la conjuntivitis, ya puedes usar maquillaje pero pon atención que sea hipoalergénico como el que ofrece la amplia gama de Optocosmética de Dermalook que encontrarás en ópticas y centros especializados impotenzastop.it.

Foto portada: Unplash


Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Son obligatorios los campos marcados con *