07.142016
2 0
La delicada piel de los párpados

La delicada piel de los párpados

Los párpados, junto con los labios, son las zonas más delicadas del rostro y exigen el máximo cuidado. Tienen una función protectora, es decir, su misión es defender el ojo de la penetración de sustancias extrañas y de distintos contaminantes. Además, diariamente reciben impulsos luminosos y, mientras permanecen cerrados, mantienen la córnea húmeda para que no se dañe.

Características de la piel de los párpados

  • La piel de los párpados es frágil, débil y extremadamente fina (entre 0,33 y 0,36 mm.). Posee escasa protección natural y tendencia a la sequedad ya que sus glándulas sebáceas y sudoríparas son poco numerosas y modificadas, por lo que proporcionan una película hidrolipídica pobre en ácidos grasos y en agua. Como consecuencia, la piel se arruga más fácilmente.
  • Tejido expuesto al envejecimiento. Las fibras elásticas y colágenas de la dermis son menos densas, por lo que se relajan más deprisa. Además, los 22 pequeños músculos de la región ocular facilitan el parpadeo casi constante, pero no sirven de sostén a la piel, por lo que aumenta el riesgo de aparición de arrugas.
  • El aporte de oxígeno es menor que en otras zonas corporales y los intercambios metabólicos se realizan muy lentamente. Esto es debido a que su red circulatoria y linfática posee características diferentes ya que aproximadamente un tercio de los vasos sanguíneos permanece inactivo. Existe lentitud de la circulación linfática explica, en parte, la aparición de bolsas, por acumulación de líquido, y también de ojeras.

piel de los párpados

Alteraciones estéticas en la zona periocular

  • Arrugas
  • Ojeras
  • Bolsas
  • Párpados hinchados
  • Flacidez en los párpados (párpado caído)

Cuidados de los párpados

Debido a las características explicadas en el primer punto, tanto los párpados como todo el contorno de los ojos son zonas especialmente necesitadas de cuidados. A partir de los 25 años, es necesario hidratar y proteger todos los días para retrasar los primeros signos de envejecimiento como son las arrugas.

Desmaquillado

El desmaquillado del párpado y las pestañas debe realizarse diariamente con cosméticos especialmente formulados para esta zona, con una formulación hipoalergénica, ultra suave de alta tolerancia que no contenga alcohol ni perfume, respetando al máximo el pH lagrimal, como puede ser el Desmaquillante de ojos bifásico Dermeyes de Dermalook.

Dermeyes

Hay que limpiar con cuidado las pestañas, el borde palpebral (lugar donde nacen) y el párpado con un algodón o toallita embebidos en el producto desmaquillante. Debe realizarse con suavidad desde la raíz de las pestañas hacia fuera porque si se hace en sentido contrario, se corre el riesgo de que penetren en el ojo restos de cosméticos.

Cosmética tratante

Como ya hemos comentado, dado que la piel de los párpados es mucho más fina que la del rostro y que, además, debe resistir todos los efectos de la gesticulación, los cosméticos deben ser específicos para tratar arrugas, flacidez, bolsas y ojeras.

Estos productos deben de tener una formulación en la que se incluyan principios activos hidratantes, formadores de colágeno, antioxidantes, regeneradores, astringentes, descongestivos y drenantes, entre otros.

Maquillaje hipoalergénico

Elige siempre productos de maquillaje hipoalergénico y con ingredientes naturales, ya que los otros contienen muchas sustancias químicas que no permiten que la piel respire y pueden provocar reacciones alérgicas e irritaciones oculares. Confía mejor en productos que hayan sido testados oftalmologica y dermatológicamente como la Optocosmética de Dermalook, donde solo están presentes principios activos de gran pureza y con el máximo número de ingredientes naturales posibles.

Optocosmética Dermalook

Al final del día, ten por costumbre desmaquillarte para que tu piel pueda respirar y oxigenarse durante la noche.

Ejercita la zona de los párpados

Existen ejercicios para hacer que tus párpados, tanto inferiores como superiores, se mantengan en buena forma y evites su flacidez.

Un ejercicio efectivo es el siguiente: De frente a un espejo (con tu espalda bien recta) mírate a los ojos. Ahora, mira poco a poco hacia arriba pero sin alzar tu cara. Cuando alcances un punto límite, cierra los párpados poco a poco sin dejar de mirar hacia arriba. Luego, vuélvelos a abrir despacio. Con la repetición del ejercicio unas 5 veces cada día, fomentarás la circulación del área de los ojos y te ayudará, además, a  evitar arrugas.

Párpados

Exposición al sol

Si estás expuesta al sol, es importante que evites fruncir los ojos constantemente por el resplandor. Si estás mucho tiempo bajo la luz del día, lo mejor es usar gafas de sol y gorra para que no tengas que fruncir el rostro, lo cual es una de las principales causas de la formación de las patas de gallo.

Ya sabes, no descuides para nada esta zona tan delicada y sigues los consejos que te hemos propuesto.

Foto portada: Kira_fotografie
Foto post: Kelseyannvere / Juandpaola


Deja un comentario

Su dirección de email no será publicada. Son obligatorios los campos marcados con *